Blog » Manejo emocional durante la cuarentena

Manejo emocional durante la cuarentena

Manejo emocional durante la cuarentena

 

Recomendaciones generalesFoto

Mantén, en la medida de lo posible, una rutina y secuencia de actividades. Levántate más o menos a la misma hora todos los días entre semana y asigna espacios para asegurar la realización de actividades académicas, de ocio, ejercicio, responsabilidad en el hogar, convivencia familiar y cuidado de tus mascotas, por ejemplo.

Que sean los fines de semana, cómo usualmente lo hacemos, aquellos días donde ésta secuencia de actividades puede alterarse y nos permitimos descansar.

If we can`t get outside, get inside. Ponte atención. ¿Cómo te sientes? ¿cómo se refleja en tu conducta? ¿te incomoda u obstaculiza? ¿qué funciona o puedes intentar para externarlo o modificarlo (de ser el caso)? Recuerda que las emociones son energía y movimiento, necesitan salir, siempre. Procuremos lograrlo sin lastimarnos o lastimar a otros.

Aprovecha para realizar actividades que en otros momentos resultan complicadas, como depurar tu closet, recuerda que el orden externo nos ayuda a conservar el interno.

No olvides que la distancia social que debemos mantener es solo física, busquemos espacios para mantener contacto virtual con nuestros seres queridos. Existen varias aplicaciones de las que podemos apoyarnos.

 

Actividades y dinámicas

Respiraciones conscientes

Tomarnos cinco minutos, al despertar y antes de acostarnos, para respirar y exhalar lentamente cinco veces. Mientras lo haces, cierra los ojos y visualiza el aire llegando y saliendo de cada una de las partes de tu cuerpo. Para los más pequeños podemos imaginar que estamos respirando como:

    • Globo (la inhalación y exhalación hacen que mis brazos y pancita suban y bajen).
    • Pretzel (mis brazos se enredan y desenrredan).
    • Estrella (abro y cierro brazos y piernas).
    • Grifo (mi cuerpo tenso al inhalar se relaja al exhalar).

 

El frasco positivo

Necesitas una botella reciclada o frasco. Tómate tu tiempo para decorarlo y etiquetarlo como “mi frasco positivo”. Después llénalo de tantas frases motivacionales cómo se te ocurran. Es decir, frases que nos ayudan a sentirnos mejor. “Ánimo, tú puedes”, “esto también pasará”, “puedes con esto y más” “esto me ayuda a ser más fuerte”, etc. Pídele incluso a tu familia que te ayude a escribir algunas. Vayan a su frasco siempre que lo necesiten.

 

Botellas sensoriales

En internet hay cantidad de recetas para realizarlas. El objetivo será que frente a una emoción desbordada, podamos manipular la botella y apreciarla a detalle, intentando asemejar nuestra respiración a sus movimientos, logrando finalmente regularnos.

 

Safe place

Destina un espacio en tu casa que sea cálido y acogedor y cuente con todo lo necesario para la regulación de emociones. Peluches, almohadas, hojas recicladas, colores, botellas sensoriales. Cada que sientas que una emoción te rebasa, acércate a este espacio y date unos minutos.

 

 

Aplicaciones y recursos

Headspace

App de meditación con contenido gratuito y Premium.

Houseparty, Zoom o Face Time

Apps para videoconferencia.

www.britto.com/britto-coloring-book

Libro para colorear gratuito.

 

 

Mercedes Suárez Antón

Psicología Campus Esmeralda